RESEÑA HISTÓRICA

La Fundación Tecnoglass – ESWindows nació el 18 de julio de 2005 por interés de los accionistas de las empresas Tecnoglass y Energía Solar S.A. en colaborar con la gestión de proyectos y programas de desarrollo social, donde el eje central sea contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los empleados y familiares de las empresas, y de la población más vulnerable de su entorno.

Con esta propuesta se pretende atender algunas de las necesidades fundamentales de nuestros empleados y de la comunidad, en especial la población infantil, dándoles acceso a educación, tratamientos médicos y alimentación balanceada y nutritiva.

MISIÓN

Apoyar el desarrollo sostenible y mejorar la calidad de vida de nuestros empleados, promover el desarrollo social en la comunidad fomentando la educación, salud y participación social de los menos favorecidos.

VISIÓN

Ser reconocida en el ámbito local y nacional por su liderazgo como agente de desarrollo en procesos de crecimiento social, educativo, económico y cultural de nuestra comunidad.

OBJETIVOS

  • Mejorar la calidad de vida de los integrantes de nuestra comunidad empresarial por medio de nuestros programas de becas y mejoramiento de vivienda.
  • Fomentar la educación infantil a través de becas escolares y actividades pedagógicas.
  • Patrocinar y promover actividades culturales y deportivas que incentiven la participación de los niños, jóvenes, adultos y ancianos.
  • Propiciar el desarrollo de los jóvenes por intermedio de actividades que enriquezcan su crecimiento educativo y profesional.
  • Involucrar y promover dentro de la comunidad las buenas prácticas ambientales que favorezcan al mejoramiento del entorno.
  • Crear alianza y convenios con otras fundaciones que tengan los mismos lineamientos con el fin de cumplir nuestros objetivos.
  • Desarrollar Brigadas de salud y atención nutricional a la población y en especial a la población infantil más necesitada.
  • Apoyar el desarrollo sostenible de las comunidades menos favorecidas de Barranquilla.

¿CÓMO OPERAMOS?

Cada trabajador administrativo dona voluntariamente de su sueldo una pequeña suma de dinero destinado a: apadrinamientos a hijos de trabajadores, mejoras de viviendas a los trabajadores, jornadas de nutrición y obras sociales. Este voluntariado no tiene fecha de caducidad establecido, cada trabajador es libre de decidir cuando lo desea culminar. La cuota que cada uno dona es estipulada por el mismo y tiene la decisión de aumentarla o disminuirla cuando desee.

Con este aporte hacemos feliz a nuestros trabajadores, comunidad y a nuestra ciudad.